La Pisada del Diantre

La Pisada del Diantre

Por fin me estreno en esta carrera, que en sus anteriores ediciones no había podido asistir, me habían hablado muy bien de ella, de su organización, el recorrido es mi patio de recreo, no sé las veces que he subido al Pienzu en mi vida, pero entre los años de carreras y demás creo que ya va por 4 cifras. Y no falló lo esperado, un día infernal que hace poner a prueba a la organización y la labor durísima de los voluntarios, y lo superaron con creces, el avituallamiento de fin de carrera, no era un avituallamiento, era una espicha.

Yo hice lo que pude con un aquiles tocao de Portugal y sin entrenar lo suyo era no salir, pero bueno si la molestia era grande me retiro en la Espasa km 10, pero con un dorsal no hay dolor y aunque no fui cómodo seguí y en la zona de subida más dura apreté y me puse entre los diez primeros y con escasa diferencia entre todos, la bajada bajo alegre, estreno playeros de la marca Berg que visto este año, y sorpresa agradable, una bajada así y llego a meta con todas las uñas; La subida a Carrandi apreto a tope y me lanzo a por esos 4 últimos kilómetros sabiendo que vamos un grupo de 8 en menos de 2min, pero esta zona no la conocía y para nada es todo bajada, los falsos llanos y repechos, me dejan clavado y no alcanzo a nadie más, contento con la carrera y con el podium en veteranos, aunque estoy fastidiado del aquiles y me hace peligrar la Transvulacania o no llegar como quisiera.