Tenerife BlueTrail 2015

Tenerife BlueTrail

Foto: Carlos Fernández

Mucho ha sido lo vivido en la Tenerife Bluetrail, lo primero casi prefiero empezar por los agradecimiemtos, sorprendido cada vez más, por el seguimiento y la repercusión en redes sociales, y mi teléfono que echaba humo, sabía que no corría solo que desde mi tierra y desde mi equipo Land el apoyo y seguimiento ha sido brutal, para tod@s va dedicado este por fin gran resultado en una Ultra, mención aparte mi segunda tierra Canarias, su hospitalidad no deja de sorprenderme cada vez que estoy allí, empezando por Dario Dorta, su familia, su grupo, ellos me siguieron durante la carrera, me ayudaron, y se volcaron conmigo desde que llegué hasta que me fui, los ánimos de los corredores de otras modalidades que me encontraba al final y del público son cosas que no olvidaré en la vida el "" VAMOS SANTI Y VAMOS CABALLO "", todavía resuena en mi cabeza.

En lo deportivo pues pasé por un momento muy malo cuando perdí la carrera a 4km de meta, ya más en frío, estoy muy muy contento con mi rendimiento y el resultado obtenido.

La carrera salió a un ritmo cómodo, y enseguida nos fuimos quedando pocos corredores, ya desde Ifonche en el km18, nos quedamos solos Alberto Peláez y yo, disfrutando de un gran compañía y a relevos fuimos quitando kilómetros, en Vilaflor se empieza a poner frío y los dos como la F1 cambios de ropa y caldito, ayudados por Dario y Fran Godoy a Alberto. Asi llegamos al Parador disfrutando de la carrera y una noche increíble con luna llena, permitiéndonos en algún tramo ir sin frontal, en el Parador nuevo cambio de camiseta, cortavientos, gorro y guantes, empieza la imponente súbida al Teide, paso un momento malo ya que me entra un sueño terrible, pero lo supero cuando amanece. A la altura de pico Viejo, sin darme ni cuenta me voy quedando solo, hago este último tramo muy bien y muy cómodo, al coronar tengo pies y manos congelados, por lo que ni paro, bajo tranquilamente, quedan 40km y una bajada larguísima.

Disfruto de la bajada en solitarío, aunque cometo el error de comer y beber poco.

Conozco la última subida, a solo 16km de meta, 550m+ en 2 kilómetros, es el 80 y para mí la carrera ya es lo suficientemente dura y atractiva, añadir está subida no la comparto.

Subo bastante bíen, aunque sudo muchísimo y llego arriba y veo que me cuesta ponerme a correr, como es bajada, voy lanzandome y más o menos mantengo buen ritmo, cuando hay un llanito o subida voy a rastras, a 7km, me dicen que el segundo viene cerca, aunque intento apretar, no hay chicha ya, cuando me alcanza a poco más de 4 no puedo seguirlo ni 50 metros, se me cae el mundo encima y hace que sea incapaz ya de correr, a pesar de los ánimos hago estos últimos kilómetros andando, llegando a meta como un zombie y directo al hospital de campaña, unos litros de suero y cervezas después ya me hizo recuperar y valorar mucho más lo conseguido.