Trail y Maratón de l@s Pastor@s

Maratón de los Pastores

Mucho y muy intenso lo vivido este fin de semana en Arenas de Cabrales, en esta cuarta edición del Trail de las Pastoras, carrera que empezó como homenaje y con la idea de recuperar los caminos ya abandonados que usaban los cabraliegos y cabraliegas con su ganado en su trabajo, se empezó por la canal de Somas y Calluenga, este año con la subida al Cuetón, nuevos caminos fueron desbrozados y abiertos, es increíble el trabajo realizado e increíble por donde se movían los pastores y pastoras.

Este año más de 900 corredores entre ambas pruebas, lo que hace que no solo se haya recuperado esos caminos, sino que sea una fuente muy importante de ingresos para todo el pueblo, esta bendita locura del Trail.

Desde octubre el director de orquesta y gran amante y conocedor de Cabrales me propone ayudarle con la carrera, lo que me parece estupendo y me vuelco con ello, aunque mi labor es más el marcaje que el resto de líos que hay en un evento semejante.

Desde el martes me dedico a marcar todo el recorrido y ver como está el tema de la nieve y la lluvia, es un trabajo de muchas horas y mucha tensión por lo comprometido del terreno, pero realmente estoy haciendo lo que me gusta, debido a lo tardío del invierno y las malísimas previsiones, cambiamos las bajadas del Cuetón y de Portudera por seguridad, Calluenga era un río, y Somas, barro y piedras.

A pesar de haber estado toda la semana liado no me quiero perder el salir en la maratón, pero enseguida veo que no se puede estar en todo, estoy más pendiente de todo que de correr, encima, se me cae la frontal y hasta tres veces se me sueltan los bastones, así todo sin exprimirme disfruto algo de la subida al Cuetón, con un día de perros lloviendo y nevando. La bajada es de mucho barro y aunque voy con mucho cuidao es difícil mantenerse en pie, voy sobre el puesto 20 y no quiero ni imaginar como se va a poner.

En el avituallamiento paro un buen cacho y salgo no muy convencido hacía el Aventón, a mitad e subida ya tengo claro que no acabo, por lo que bajo por Somas, viendo y animando a los corredores del Trail.

El año que viene sintiéndolo mucho no me pondré un dorsal y estaré mucho más metido en la organización de está brutal carrera.